Eliminación de Varices

Las varices se producen por malformaciones vasculares o por una mala circulación que hace que la sangre fluya más lentamente y se detenga, produciendo una inflamación de la vena y una acumulación en la misma. Tratarlas es vital, no sólo por estética sino también por salud.

Afortunadamente, las varices hoy en día tienen fácil solución. En Clínica Laguéns contamos con una extensa experiencia en el tratamiento y eliminación de varices y lo hacemos con diferentes técnicas en función de las características del paciente. Te contamos las distintas opciones con las que nuestro equipo experto médico-estético aborda el tratamiento de varices en Sevilla, y luce unas piernas sanas y bonitas. 

Láser Neomidio-Yag

Es un tipo de láser que permite la destrucción específica del vaso que produce la variz sin afectar a las estructuras adyacentes. No tiene efectos secundarios y es también muy eficaz para tratar otro tipo de arañas vasculares y venas reticulares.

Con este tipo de láser, que tiene una longitud de onda de 1064 nm se sellan los vasos menores de 0,5mm. Normalmente, con una sesión, las varices desaparecen, aunque a veces, dependiendo del paciente, se puede necesitar más de una. En cualquier caso, nuestro equipo médico te indicará las recomendaciones y cuidados a seguir en casa tras el tratamiento y te informará en las consultas de seguimiento si fuera necesaria otra sesión.

El procedimiento es indoloro ya que con cremas anestésicas conseguimos reducir las molestias del paciente.

Esclerosis química

Se denomina así porque es una técnica que consiste en inyectar un líquido esclerosante que se dispersa a lo largo de la zona a tratar. Esta sustancia, que es un medicamento, inflama de una forma controlada la pared interna de la vena y produce una fibrosis, con lo que se elimina la variz y sus síntomas. Es lo que se conoce comunmente como «secar la variz». Está especialmente indicado para pacientes que presentan varices pequeñas pero antiestéticas.

Este tratamiento puede requerir más de una sesión. Es mínimamente invasivo, sin efectos secundarios e indoloro. 

Si tienes problemas de varices, en Clínica Lagüéns tenemos la solución. Contacta con nosotros.