Hilos tensores de última generación

El tratamiento de implantación de hilos tensores faciales de última generación es una técnica muy eficaz y duradera para prevenir y eliminar la flacidez del rostro y del cuello, proporcionando un efecto lifting sin necesidad de pasar por el quirófano. Si has pensado en un tratamiento de hilos tensores en Sevilla, contacta con nosotros. Más de 25 años de experiencia nos avalan. 

Los hilos tensores son hilos quirúrgicos reabsorbibles, biodegradables y biocopatibles, que pueden estar compuestos de dos sustancias; bien de polidioxanona (PDO, o hilos espiculados) o bien de ácido poliláctico (o hilos de cono).

Su misión no es sólo la de devolver la tersura, producir el efecto de reposición de masa facial y redefinir el rostro, sino también la de producir colágeno y fibroblastos alrededor de los hilos, revitalizando, tensando y dando un aspecto rejuvenecedor.

En Clínica Lagüéns analizamos previamente la fisionomía del paciente para conocer su tipo de piel, la zona y el nivel de flaccidez, lo que permite realizar un diagnóstico adecuado y la elección del tipo de hilo más adecuado a cada necesidad. Posteriormente, tras anestesiar temporalmente la zona con cremas anestésicas y mediante la introducción del hilo con una aguja extrafina, nuestros especialistas seleccionan el plano de piel por donde el hilo se extenderá hasta liberarlo y retirar la aguja, creando así el efecto lifting.

Si lo que se buscas es dar volumen en una zona concreta de tu rostro para corregir flaccidez, usamos los hilos especulados. Están indicados para un nivel de flaccidez bajo o medio y se colocan en el tejido subcutáneo, ofreciendo un resultado progresivo y natural, completamente visible a las tres semanas. Su efecto dura hasta 12 meses.

Si en cambio, lo que se prefiere es elevar el contorno facial completo, usamos los hilos de cono. Éstos tienen una mayor generación de colágeno y fibroblastos debido al mayor espesor del hilo, y son colocados en un plano más profundo de la piel, consiguiendo una mayor tensión y elevación facial. El efecto lifting es inmediato. Los hilos son reabsorbidos entre los 10 y 14 meses, pero sus resultados pueden durar hasta 20 meses.

El tratamiento no dura más de 30 minutos y el paciente puede incorporarse a su vida normal de forma inmediata.

Exceptuando la probabilidad de que aparezca algún pequeño hematoma, los hilos tensores no presentan ningún efecto adverso. El material de los hilos no produce alergias ni presenta ningún tipo de efecto colateral. Nuestros expertos te facilitarán algunas recomendaciones a seguir durante los días posteriores como tratar de dormir boca arriba o no gesticular excesivamente, para evitar una posible movilidad de los hilos.

No lo dudes más, consúltanos sobre este increíble innovador tratamiento efecto lifting tan demandado en nuestra clínica, y recupera la estructura del rostro sin tener que pisar el quirófano.

¿Te interesan nuestros tratamientos con hilos tensores? ESCRÍBENOS TU CONSULTA AQUÍ

También puedes llamarnos al 954 217 216 y pedir tu cita