Rellenos de origen biológico: Plasma enriquecido en plaquetas o PRP, y Plasmagel

Para pacientes de extrema sensibilidad dérmica o con tendencia a rechazar productos médico-estéticos faciales no biológicos, contamos en Clinica Lagüéns con dos tratamientos faciales que combaten y atrasan los signos de envejecimiento con una particularidad: el producto administrado procede del plasma del propio paciente.

Estos tratamientos constituyen uno de los métodos médico-estéticos más avanzados de rejuvenecimiento facial por sus rápidos y sorprendentes resultados.

En el caso del Plasma enriquecido en Plaquetas se trata del plasma extraído del propio paciente (20 cc) que, tras un proceso de centrifugado, permite la separación del plasma en varias partes. De estas partes se selecciona el plasma rico en plaquetas al que se le añade exclusivamente un compuesto cálcico activador de plaquetas, y se inyecta al paciente, normalmente en cara y escote. Este plasma enriquecido puede ser introducido en capas profundas de la piel para su regeneración interna.

El PRP libera factores de crecimiento encargados de la regeneración celular, reconstruyendo el tejido deteriorado, lo que provoca la producción de colágeno y elastina de forma progresiva, consiguiendo un incremento de luminosidad y elasticidad, además de una reducción de arrugas y flaccidez. Sus efectos son eficaces y rápidos de percibir ya que el efecto flash inicial es muy potente. Se han mostrado grandes resultados del plasma enriquecido en el enlentecimiento del envejecimiento facial, cuello, escote y manos.

El procedimiento en general es igual que el de la mesoterapia, pero con un producto cien por cien natural, procedente del propio paciente.

Por otro lado, contamos con el tratamiento basado en Plasmagel, en el que, una vez extraído el plasma al paciente (la cantidad necesaria para producir el gel que el tratamiento va a precisar), se somete a un procedimiento (termociclado) para convertir las proteínas plasmáticas en un gel estable e inyectable sin añadirle ninguna sustancia química.

Su misión es aportar volumen e hidratación en la piel, por lo que se inyecta sólo en aquellas zonas en las que se ha perdido volumen con el paso del tiempo: en los surcos de los ojos, los pómulos, las líneas faciales de expresión, el mentón, etc. Siempre en un nivel más superficial de la piel que los productos de relleno para aportar firmeza y aumentar el colágeno.

Ambos tratamientos faciales de origen biológico aportan al rostro un aspecto inmediato de frescura y naturalidad. En la misma sesión, con una única extracción de sangre, podemos introducir Plasmagel como redensificador de la dermis, relleno donde se precise y mesoterapia externa con PRP.

Ven a visitarnos.

¿Quieres saber más sobre nuestros tratamientos de relleno de origen biológico ?

ESCRÍBENOS TU CONSULTA AQUÍ

También puedes llamarnos al 954 217 216 y pedir tu cita